La Bioneuroemoción como sistema de vida

flores-bonitas

La Bioneuroemoción como sistema de vida

Vivimos en una sociedad donde el estrés de la vida diaria nos hace cada vez más extraños a nosotros mismos: nos interesa más que nuestro aspecto exterior y el Interior.
Esto es perjudicial para nuestros cuerpos que manifiestan a través de Estados de ánimo negativos. Edward Bach desde joven había adivinado que cada hombre es un pequeño mundo a sí mismo, y luego cada uno necesita un tratamiento diferente que cura a la persona, no la enfermedad, porque lo que caracteriza los trastornos físicos de personas no es tanto el tipo de trastorno o síntoma, como la condición psicológica que lo creó.
Bach para tratar la enfermedad, estuvo a cargo de la tarea de desarrollar un método que puede eliminar las causas psíquicas de quejas físicas. Perseguir sus enfermedades de bacterias, nutrición y psicología del paciente, pero de hecho ya tenía una respuesta, luego confirmado con el tiempo: en la base de la enfermedad hay un estado de ánimo negativo.
En 1928 se fue a Gales y explorar el campo.
Aquí la hoja de una planta y apoyándolo en la lengua podría percibir su efecto positivo en el cuerpo y la psique.
Entre otros recogió dos flores preparadas siguiendo un procedimiento específico: colocado en un vaso llenado de agua hasta que la superficie no estaba completamente cubierta.
Dejó la copa al sol hasta que la esencia de flores no había transmitido al agua; Esto, tan impregnados, vierte en un frasco con la adición del alcohol para la preservación.
Algunas flores y plantas a florecer temprano, cuando el sol todavía no ha alcanzado su máxima intensidad, preparándolos con el método.
Todos concentrados florales pueden combinarse entre sí de alguna manera, dependiendo de las necesidades individuales.
Administra el Mimulus, una flor del aspecto tímido y asustado, a pacientes que sufrían algunos temores; el Impatiens, una flor que proyecta sus semillas hasta unos pocos metros de distancia, un pueblo muy enérgico, obteniendo excelentes resultados.
Creía en el poder de las flores así como el de las plantas porque los primeros tenía toda la energía de la planta a la que pertenece y lo segundo es que la planta tiene sus principios activos para las distintas dolencias y enfermedades.
Creía, además, que no se limita a curar, sino para curar “la tierra en que involucra la enfermedad”, porque un buen suelo no deja lugar a la enfermedad; es, pues, la tierra que importa, no el agresor.
La desarmonía llamada “enfermedad”, proviene de la turbulenta relación entre lo que pienso , siento y hago , si estas tres relaciones no están en sintonía (pienso azul, siento azul, hago azul y no pienso azul , siento azul y hago rojo).
La pregunta que deberíamos hacernos es , digo si y pienso no?, hago y no quiero hacer?, voy y no quiero ir?, hago la visa que realmente quiero hacer?.
Según Bach, además, la enfermedad no es una venganza correctiva o quién sabe qué, sólo es una estela que nos traslada a un camino que nos lleva a cometer el mismo error.
El cuerpo, entonces, es el espejo de nuestro entorno, es decir, ambiente emocional que nos rodea , pensamientos , percepciones , creencias y programas inconscientes de nuestros antepasados que reflejan en la pantalla de nuestro mundo todos los temores y desarmonias físicas y psiquicas que se manifiestan a través de la enfermedad , el malestar, la carencia y todo tipo de problemas sociales.
Por eso las FLORES ARGENTINAS Como misión nos hacen tomar CONSCIENCIA QUE SOMOS LOS ÚNICOS RESPONSABLES DE NUESTROS MALES PASADOS , PRESENTES Y FUTUROS , COMO ASÍ TAMBIÉN DE NUESTROS ÉXITOS EN LA VIDA.

Dr Julio Nastasia
Especialista en Bioneuroemoción y Escencias Florales Argentinas.

/ Blog

Share the Post

About the Author

Comments

Comments are closed.